La exigencia de la sustentabilidad, Valencia habla

La forma en que los consumidores ven los envases está cambiando, una demanda basada en un denominador común: la exigencia de la sustentabilidad. Está claro que el desafío ecológico es global.

Mirar etiquetas para conocer el origen y composición de los productos, un gesto al que ya se le suma una nueva acción, el fijarse en el envasado. Podemos decir que la realidad es que el consumidor se preocupa por el impacto que provocan sus hábitos de consumo.

El consumidor habla y las marcas también lo hacen. Desde nuestro estudio de diseño Brandsummit somos conocedores de que el sector alimentación demanda nuevas formas y materiales. La tendencia apunta a ¿materiales novedosos o a diversificar su utilidad? “Nuevos materiales conllevan a nuevos costos, ya que su producción no es grande. Pero poco a poco iremos viendo la utilización de nuevos materiales en nuestros productos. Diversificar es a día de hoy lo mas normal”, señala Miguel Ángel Tortajada, Jefe de Producción en Fomento de Valencia del Medio Ambiente (FOVASA)

Los españoles reciclan siete de cada diez envases, lo que sitúa al país por encima de la media europea. Así lo dice el ‘ranking’ de reciclaje de envases domésticos realizado por Eurostat. Fijamos la mirada en la Comunidad Valenciana y las cifras revelan que, en lo que se refiere a los desechos que se tiran en el contenedor amarillo, fue el territorio que más creció en España en 2018 (+14%), según datos de Ecoembes.

Valencia y la “nueva fracción llamada orgánica”

Acotamos un poco más y miramos a nuestra ciudad. “Valencia está avanzando a pasos agigantados en cuanto a tratamiento de basura y reciclaje”, indica Tortajada. La capital del Turia ha puesto su ojo de mira en educar al ciudadano en materia de reciclaje. Estamos ante “una nueva fracción llamada orgánica”, apunta Tortajada.

En cuanto a las nuevas políticas y restricciones que Valencia podría implementar en los próximos años, la dirección parece no estar del todo definida. “No me atrevo a decir hacia dónde vamos a ir, ya que es una cosa que depende de muchos factores. Pero podría darse el caso de que quien más basura genere más paga, o de quien mas recicle menos paga, de las empresas que más materiales biodegradables utilicen, menos pagan… Es tanto lo que se puede hacer y a dónde podemos llegar… Pero lamentablemente no solo depende de unos pocos”, cuenta Tortajada.

Las marcas y su camino

En cuanto al papel de las marcas de alimentación en este escenario, desde Brandsummit somos conocedores de los retos a los que se enfrentan, en una búsqueda por ser coherentes con los principios de la Economía circular, siempre teniendo muy presente tanto los avances en funcionalidad, como la seguridad alimentaria. Una suma de necesidades que apunta hacia los materiales biodegradables y compostables, pues “si por lo que sea ese envase no termina en un contenedor para tal y cae en medio de un bosque o el mar, no contamine”, indica Tortajada.

Un contexto del sector alimentación en el que la dirección parece apuntar hacía materiales 100% reciclados y reciclables hasta la total transformación a materiales compostables. Desde Brandsummit, seguiremos con nuestro proceso de investigación, porque buscamos materiales/envases sustentables para nuestros clientes que nos permitan ser agentes activos en el proceso de cambio.

Recientemente el equipo de Brandsummit estuvo presente en FTalks19, evento internacional donde se debatió sobre las tendencias, la disrupción y los desafíos del ecosistema alimentario. Aquí puedes leer nuestras conclusiones: Cinco aprendizajes del FTalks19