Embrace Darkness

Step Into the Light

Contacto

Leer

?

No hemos vuelto a la oficina, no lo hemos hecho, aunque ya lo dijimos en capítulos anteriores: planificamos sin certezas.

Dos años de cambios progresivos nos habían preparado para el teletrabajo, una herramienta que habíamos implementado poco a poco como un cambio en nuestra filosofía de vida, pero que jamás imaginamos nos supondría una ventaja ante una situación tan alejada de nuestras mentes como una pandemia mundial.

Nos sentíamos un paso delante de la situación, de lo incierto, de lo inesperado y de las medidas de última hora. Sin embargo, mentiríamos si dijéramos que ha sido fácil.

A día de hoy, seguimos trabajando desde el lugar que cada uno de los miembros del equipo ha escogido para hacerlo. Desde el jueves 12 de marzo, cuando los rumores de un posible confinamiento estaban a punto de hacerse realidad, ya dejamos de ir al estudio y actualmente seguimos sin hacerlo.

Mentiríamos si no echamos a faltar el contacto directo entre nosotros, porque nuestro estudio no solo se ha convertido en nuestro espacio común de trabajo, porque parece que quedaron atrás nuestros tiempos de reuniones entre risas, el aroma a paella recién hecha y los brindis con cerveza. Han sido meses donde la pantalla nos ha acercado los rostros de cada uno de nosotros y todo se resume en una palabra: aprendizaje.

Así hablan miembros del equipo:

David Baldoví, Management & Strategy: “Me quedo con varias cosas, por un lado la mejora continua de la gestión de tiempo. Siempre se puede seguir optimizando y ganando productividad. También con la reducción de culpabilidad, porque no hay que dar explicaciones, las tareas se hacen porque son tu responsabilidad, si aparentar pero sin esconderse. Y todo esto me lleva al autoconocimiento, siempre hay que estar aprendiendo de uno mismo”.

Gema Payá, Comunication & Content: “He entendido que hay días más productivos que otros y no tengo que lamentarme por ello. También he prendido a saber decir: mi jornada laboral ha terminado y mañana podré atenderte. No ha sido sencillo, pero creo que el educar a los clientes también forma parte de la gestión del tiempo”.

Álex Monzó, Creativity & Design: “Destaco el haber sabido gestionar mejor el tiempo. Con un tiempo mejor invertido gano más tiempo para mí”.

 

Podemos decirlo: seguimos planificando online y en positivo.

Continua leyendo