Embrace Darkness

Step Into the Light

Contacto

Leer

?

Jueves 12 de marzo, ocho de la mañana. Aún se respiraba un aire de normalidad, no había ningún anuncio oficial, pero los rumores se exparcían casi con la misma velocidad que el virus. Eramos los siguientes y tomar las mismas medidas que nuestros vecinos italianos parecía inevitable.

Así que antes que cualquier gobierno nos cuidara, se tomó la decisión de cuidarnos a nosotros mismos. Nos llegó un mensaje en el que se nos advertía que desde ese jueves Brandsummit pasaba de tener un trabajo sin horario a un trabajo sin espacio. O, mejor, dicho, con un nuevo espacio: nuestras casas.

Fue hace como cuatro días antes de que todo cambiara, nosotros readaptamos para seguir. Dos años de cambios progresivos nos habían preparado para el teletrabajo, una herramienta que habíamos implementado poco a poco como un cambio en nuestra filosofía de vida, pero que jamás imaginamos nos supondría una ventaja ante una situación tan alejada de nuestras mentes como una pandemia mundial.

Nos sentíamos un paso delante de la situación, de lo incierto, de lo inesperado y  de las medidas de última hora. Sin embargo, mentiríamos si dijéramos que ha sido fácil. Una cosa es tener todo planificado para trabajar dónde quieras cuándo quieras y otra cosa es tener que trabajar dónde tienes, cuándo debes.

Una metodología que fue creada pensando en la libertad, se mezclaba con la situación de encierro del momento actual. El COVID-19 no juega, pero nosotros tampoco, por eso, a pesar de las sensaciones diversas, de las subidas y bajadas de ánimo, de tener que planificar sin certezas de cómo será el futuro… Brandsummit no para y no lo ha hecho ni un día desde hace tres semanas.

Definir los tiempos de trabajo es ahora más importante que nunca, saber que somos nosotros los que decidimos cómo invertir nuestros 24/7 es prioritario. Teletrabajar con libertad horaria no significa que sea lo único que se haga, todo lo contrario, significa que tu empresa confía en ti para que sepas administrar tu tiempo y marcar tus límites. Y, sobre todo, que miramos la realidad actual con perspectiva.

En palabras de nuestro director estratégico, David Baldoví: Hoy saco algunas lecciones que creo que nos pueden venir bien a todos, más allá del ámbito laboral.

  • No esperes a que te impongan las cosas, adelántate si crees en ello.
  • La tecnología la tenemos disponible y nosotros decidimos si nos convierte en productivos o en procastinadores.
  • Las dificultades unen cuando el objetivo es común y está bien definido.
  • El tiempo es subjetivo, cada uno lo percibe y lo interpreta a su manera, sobre todo ahora que todos los días son iguales.
  • Los miedos están en nuestra cabeza.
  • Y las más importante a nivel laboral, con las herramientas oportunas, todos los que trabajamos delante de un ordenador y en equipo, somos capaces de trabajar desde cualquier lugar. En estos 15 días hemos ejecutado toda la planificación sin retrasos, realizando vídeoconferencias con el equipo y con clientes, además hemos realizado workshops creativos para definir conceptos y, lo más importante y que más miedo puede dar, hemos presentado dos nuevos proyectos a clientes, haciendo reuniones online y recibiendo las mismas felicitaciones que si hubiese sido presencial.

Aunque nuestros clientes son del sector alimentación, esenciales para cubrir demandas de primera necesidad, no sabemos qué va a pasar con las inversiones en el diseño. Tampoco sabemos cuál será el efecto real en la economía de todo esto. Pero nosotros no dejaremos de planificar, sin certezas, pero convicción en lo que hacemos y tenemos que ofrecer.

Gracias a todos los que siguen confiando en nosotros y que han permitido que en este tiempo, Brandsummit no haya parado ni un solo día. ¡Seguimos!

Continua leyendo