¡Aún no lo habíais visto todo!

En enero cumplimos cinco años y desarrollamos nuestra nueva identidad utilizando como punto de partida el concepto de orogénesis: el proceso de formación de las montañas. Ya habéis visto el proyecto fotográfico en nuestro perfil de Behance, también os hemos contado la redefinición de nuestros servicios, os hemos enseñado nuestra nueva página web, que por cierto, está en constante cambio, ¡así que echadle un vistazo de nuevo!

¡Pero no paramos ahí! Hoy traemos más y solo tenéis que darle play en 3, 2, 1…

En esto es en lo que creemos. Y es que todo lo que hacemos lo llevamos a cabo con orden, tiempo, esfuerzo, y por supuesto, en equipo.

Queríamos hacer un vídeo corporativo diferente, que reflejara cómo somos, cómo trabajamos y cómo vemos a las marcas. Estamos totalmente inmersos en la era digital, y sin duda, el formato vídeo es el que causa más impacto a la hora de darse a conocer y conectar con el público. ¡Una herramienta que os permita expresaros ante el mundo!

¿Por qué el formato vídeo?

Potencia la notoriedad

Apostar por un vídeo corporativo, siempre de alta calidad, supone todo un acierto a nivel de engagement. Si llama la atención gusta, y si gusta la gente lo comparte. Además, el tiempo de atención en el contenido audiovisual es más amplio que en una sola imagen o en un texto.

El video corporativo condensa la identidad de la marca

Una marca tiene aproximadamente un minuto para decirle a los usuarios quién es y qué ofrece. Es una oportunidad de crear confianza y generar vínculos con la marca.

Marca la diferencia

Existen muchas empresas con los mismos servicios y productos. Una marca debe comunicar por qué es diferente al resto y si lo hace de una forma impactante, más memorable será.

En Brandsummit nos seguimos superando, esta vez a través de imágenes abstractas, el dinamismo, la frescura y nuestra filosofía… Os invitamos a dejaros llevar, y también a descubrir alguna que otra sorpresa en nuestro vídeo. ¡Porque no todo se ve!