Embrace Darkness

Step Into the Light

Contacto

Leer

?

Flexibilidad. Esta es una de las palabras que sustentan nuestra metodología de trabajo Do it clear y quizá el sustantivo ‘culpabilidad’ pueda verse presente. Sonar el despertador y sentir que tu cuerpo no está en condiciones de levantarse porque pasaste una mala noche, la visita de un amigo y cuya agenda solo le permita quedar contigo para almorzar -claro, esto te pilla en tu horario laboral-, la necesidad de encajar tu clase de crossfit a primera hora de la mañana, pero puede que tengas que llegar tarde al trabajo…

¿Por qué la flexibilidad en el trabajo lleva intrínseco un cierto sentimiento de culpabilidad? Llegar a alcanzar la libertad horaria implica ser transparente con la empresa en la que trabajas, saber cómo gestionar tu tiempo y comunicarlo al equipo, y por supuesto, tomar decisiones para alcanzar los objetivos fijados. Aquí no te estamos hablando de horarios, pero nunca llegarás a esa plena independencia en tu puesto de trabajo si tú mismo te pones barreras mentales.

No es sencillo, pero no deja de ser un trabajo de equipo. Cuando arrancamos con esta metodología descubrimos la existencia de pensamientos parejos entre nosotros. Sabíamos que podíamos tomarnos libertades horarias, pero el ‘control’ o el ‘tener que dar cuentas’ presencialmente de nuestro trabajo hacía que nos mantuviésemos atados a un lugar, en nuestro caso, al estudio. No éramos conscientes de la oportunidad que se nos había brindado y no la estábamos aprovechando.

Compartir sensaciones de culpabilidad, estas eran algunas de las conversaciones que en ocasiones manteníamos entre miembros el equipo, incluso percibimos la presencia de un cierto contagio de tener que calentar la silla.

Hacer y no culparse por ello. Todo cambio requiere de un tiempo de adaptación, nosotros lo hemos experimentado. La prueba y error, el diálogo entre el equipo ha sido una guía indispensable para evaluar qué camino estábamos adoptando y si realmente podíamos seguir apostando por esta metodología.

La normalidad también puede acompañar a la flexibilidad horaria y sí, esa culpabilidad que puede aparecer de vez en cuando se disipa ante una autogestión controlada y una firme transparencia.

Continua leyendo